Roberto Barahona / OLIVIER MESSIAEN - RÉVEIL DES OISEAUX

Autor:
Roberto Barahona


Réveil des oiseaux, for piano & orchestra I/40 – 1953

01. Minuit (6:42.04)
02. 4 heures du matin (4:36.32)
03. Chants de la matinée (4:40.55)
04. Cadenza finale du piano (5:15.62)

Wiener Philharmoniker (Vienna Philharmonic)
Ingo Metzmacher, conductor
Pierre-Laurent Aimard, piano
Mozartwoche Salzburg 2008
Grosses Festspielhaus, Salzburg (Austria), 2008-01-27




Réveil des oiseaux (El despertar de los pájaros) para piano y orchesta, junto a Catalogue des oiseaux (El catálogo de los pájaros) y Oiseaux exotiques (Pájaros exóticos), ilustra la fascinación de Messiaen por el canto de los pájaros. El canto de los pájaros fascinó a Messiaen desde muy joven y en ello fue estimulado por su profesor Dukas, que urgía a sus pupilos a "escuchar los pájaros". Messiaen incluyó algunos cantos de pájaros estilizados en algunas de sus primeras composiciones (por ejemplo L'abîme d'oiseaux del Cuarteto...), integrándolos en sus sonido del mundo mediante técnicas como los modos de transposición limitada y la coloración de los acordes. Los episodios de canto de pájaros en su trabajo llegaron a ser cada vez más sofisticados, y en el Réveil des oiseaux Messiaen alcanzan la madurez del procedimiento y la pieza entera se construye con cantos de pájaros: en efecto es un estribillo de cantos de pájaros al amanecer ("Dawn chorus") para orquesta. Messiaen incluso anota la especie de pájaro en la propia partitura. Las piezas no son simples transcripciones: incluso las obras con títulos puramente inspirados en pájaros, tales como Catalogue d'oiseaux y Fauvette des jardins, son poemas tonales que evocan el paisaje, su color y su atmósfera. Réveil des oiseaux fue la primera composición de este tríptico y representa un importante vuelco en el estilo del compositor. El canto de los pájaros le indica el sendero a la naturaleza, y al mismo tiempo alivia su lenguaje musical, restaurando así la libertad que sentía que se le estaba escapando. La obra no contiene motivos rítmicos orientales como tampoco sus famosos modos de “transposición limitada”. Al contrario, aquí regresa a lo que Malcolm Trout describe como "el mundo de cromaticismo puro".

La pieza contiene el canto de no menos de treinta y ocho especies de pájaros. La textura del trabajo es primordialmente polifónica y ocasionalmente monódica; carece de armonías densas y vistosas de sus primeros trabajos, pero abundan los acordes y octavas en paralelo.

Por otro lado notamos algo típico en Messiaen, las exageradas repeticiones inspiradas por el canto de los pájaros.


                                                   • • •


Messiaen et les oiseaux 1 subtitulado español

Messiaen et les oiseaux 2 subtitulado español

Fuente: Librecreación





Subir